La directora de la Asociación Nacional de Fiscales, Erika Vargas López, participó del seminario internacional realizado por la Academia de la Federación Latinoamericana de Fiscales, instancia en que participon persecutores de los gremios de los persecutores de Sur y Centro América.

La actividad se denominó “Justicia Restaurativa. Formas alternativas de solución de los conflictos penales en la región y buenas prácticas” y se enfocó en el análisis de las distintas políticas y normativas en esta materia.

La directora Erika Vargas expuso sobre la experiencia de los Tribunales de Tratamiento de Drogas durante su intervención en el panel “Disponibilidad de la acción penal, principio de oportunidad y conciliación” que también estaba compuesto por representantes de Paraguay, Perú, Argentina y Costa Rica.

«Es un programa que es una alternativa voluntaria que permite a los imputados, tanto adultos como adolescentes, optar por un tratamiento de rehabilitación en contraposición eventualmente a una condena en determinados delitos. En Chile, el Tribunal de Tratamiendo de Drogas, por ahora y como programa, sólo puede hacerse por la vía de la suspensión condicional», explicó la directora de la ANF.

Agregó que esta instancia «es un trabajo integral que se realiza entre jueces, fiscales, defensores, la dupla psicosocial. La persona que termina satisfactoriamente la etapa de seguimiento del tribunal y se culmina este proceso con una entrega de diploma, que acredita que efectivamente realizó el tratamiento, se cumplió el plazo para aquello y existe una situación de éxito».

Respecto del camino que recorrido esta iniciativa, la fiscal Vargas  explicó que «en Chile surgió como plan piloto el año 2004 y parte en la ciudad de Valparaíso, luego sigue en la Región Metropolitana, se inicia con adultos en 2006, en 2008 se incorporan los adolescentes, en 2011 se establece como programa en el Ministerio de Justicia y en 2017 existe un programa a nivel de todos los tribunales de garantía en Chile. Hay 28 de estos tribunales a nivel de adolescentes, 29 para adultos y se está realizando un manual de procedimiento para adultos y la meta que se pretende cumplir es que exista una ley de Tratamiento de Drogas».

«Aquello hacia agosto de 2018 existía una posibilidad de acuerdo, un anuncio, que se señalaba por parte del Ministerio de Justicia la posiblidad de crear Tribunales de Tratamiento de Drogas y Alcohol en todo el país, pero el Estallido Social y la pandemia, la verdad es que no se ha avanzado mucho más en ese sentido», expuso.

Señaló, además, que se siguien desarrollando por via telemática y que estos tribunales son «una experiencia novedosa, que pretende hacerse cargo de lo que es el consumo problemático de sustancias como drogas y alcohol, que lleva a muchos imputados, adolescentes y adultos a cometer delitos, precisamente, para proveer aquel consumo».