La actual directiva de la ANF asumió, desde mayo de este año, como una de sus tareas principales dignificar el rol de los fiscales y potenciar al Ministerio Público como órgano fundamental, no solamente en el sistema de enjuiciamiento criminal, sino que en el estado democrático de derecho.

Por ello las y los Fiscales iniciamos nuestro propio proceso de discusión constituyente para elaborar una propuesta constitucional relacionada con nuestras funciones. Para ello contamos con la asesoría de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, quien puso a nuestra disposición los equipos académicos de los departamentos de Derecho Público y Procesal e intentamos escuchar todas las voces que nos exigen adecuarnos al cambio histórico que estamos viviendo.

Para apoyar este proceso y mejorar la capacidad de representación, nuestra Asociación solicitó formalmente al Fiscal Nacional que accediera a entregarnos los mismos derechos que tienen los dirigentes tanto de las otras 9 asociaciones de funcionarios del Ministerio Público, como también los de las asociaciones de otros Poderes del Estado, es decir 22 horas semanales para cada dirigente, horas que además pudieran ser transferibles entre ellos. Cabe señalar que los dirigentes de nuestra Asociación no tienen fuero.

El Fiscal Nacional no accedió a nuestra petición, sin embargo entregó temporalmente solo dos cupos para comisiones de servicio que nos han permitido cumplir parcialmente las labores gremiales con igualdad ante la ley. Este trabajo lo hemos hechos con completa autonomía del Fiscal Nacional, siendo completamente fieles al mandato de nuestras bases.

En consecuencia, queremos ser enfáticos en señalar que el Fiscal Nacional no ha dado facilidades, ni trato especial a nuestros dirigentes para ejercer su labor, por el contrario, aprovechamos la oportunidad de reiterar la solicitud de que nos otorgue la misma cantidad de horas de permisos que tienen los dirigentes de todas las asociaciones de funcionarios del Ministerio Público y de esta forma poder realizar en plenitud las tareas gremiales, que apuntan a fortalecer nuestra institución y con ello el propio sistema de justicia criminal, el estado democrático de derecho y propender a mejorar el servicio que la institución entrega a los ciudadanos, especialmente pensando en garantizar el acceso a la justicia de todos y todas.

 

Directorio

Asociación Nacional de Fiscales